viernes, 27 de enero de 2012

Cosas ciertas, y no tan ciertas


Hoy ha sido un día raro, realmente no se porque.

Empezó bien, luego se puso mal, luego otra vez bien y así durante mucho tiempo hasta que llego el momento en el que inevitablemente me pondría a pensar y terminaría escribiendo aquí. 

Estoy seguro que princesachampi se enojará sí llega a leer esta entrada y sabe que no estoy trabajando en lo que me pidió, pero por el bien de los niños es mejor que primero escriba algo aquí antes de escribir alguna otra cosa.

Saben a veces pienso que la gente no te da el tiempo necesario para conocerte, siempre terminan juzgándote o no se, alejándose antes de tiempo, tomando decisiones que en otro momento no habrían tomado. Pero hasta cierto punto esta bien, quien sabe de cuantas cosas me he salvado o he perdido por las decisiones de otras personas.

¿Nunca se han puesto a pensar, que hubiera pasado sí...? A veces conocemos a las personas en el momento menos indicado, haberlas conocido una semana antes, un mes antes, o incluso un mes después podría hacer que las cosas hubieran sido diferentes. Muchas veces hay personas que debiste de haber conocido antes, otras después, a lo mejor en el momento en el que estuvieras listo para estar con esa persona, suele pasar que no estamos listos para estar con ciertas personas.

A veces esperar no es suficiente. En algunos momentos estas harto de esperar y lo que quieres es que las cosas pasen ¿por qué a los demás si les pasan y a mi no? Supongo que muchos nos hemos hecho esas preguntas. ¿La respuesta? Simple, porque así pasa. En algún momento te va a pasar a ti, no te preocupes, y en ese momento las otras personas dirán ¿por qué a él le pasa eso y no a mí? 

Tampoco es que se vaya a acabar el mundo por no estar con alguna persona, a veces incluso es hasta mejor, me refiero a relaciones, claro que no puedes vivir solo. Conozco muchas personas que han pasado toda su vida solteros y no se arrepienten porque eso era realmente lo que querían. No te preocupes, si las cosas van así es por algo, uno nunca sabe.

Sé que esperan quizás una entrada con un humor un poco más agrio como la pasada, pero creo que tendrá que pasar un poco más de tiempo para que pueda escribir algo así, aunque debo de admitir que lo disfrute, nada como burlarse de las situaciones de la vida de esa manera.

Últimamente he pensado en tantas cosas que hasta me da flojera, cosas que realmente no valen la pena pero aun así me quitan tiempo pensando en ellas.

No quiero escribir sobre corazones rotos, no quiero escribir sobre personas que hacen cosas malas, creo que solo quiero escribir para sentir que estoy haciendo algo productivo.

El otro día estaba escribiendo sobre la indiferencia. Todos sabemos que es la indiferencia, incluso muchos de nosotros la hemos aplicado en algún momento.

Quiero hacer un pequeño paréntesis aquí. Cuando la gente dice cosas como "lo voy a ignorar" o "¿me estas ignorando?" en realidad se están refiriendo a indiferencia no a ignorancia. ¿Por qué? Bueno la indiferencia es no tener sentimientos hacía una persona, ni buenos ni malos; mientras que ignorancia es el simple desconocimiento de algo, es decir, que no sabes que algo o alguien existe. 

Sobre la indiferencia puedo decirles que, aplicada en la cantidad indicada, es un método infalible para hacer que una persona te extrañe y quiera estar contigo. ¿Por qué?

Bueno simple; a las personas les gusta sentirse queridas; si tu haces que una persona empiece a sentir que la quieres le estarás dando lo que quiere, por aquí todo bien. Cuando uno empieza a tratarlos de una manera indiferente la otra persona empieza a querer esa atención que antes tenía pero por alguna extraña razón perdió. Es entonces cuando empieza a obsesionarse con la idea de que la otra persona cambió y quiere regresar a lo que era antes.

La indiferencia funciona porque a las personas les gusta sentirse necesitadas y queridas; cuando una persona que llego a ser especial para ti deja de ponerte la atención que antes te ponía, en ese momento empiezas a necesitar que las cosas vuelvan a la normalidad.

Créanme, por experiencia personal no hay nada que duela más que la indiferencia de una persona que en realidad quiere. Funciona tan bien que a veces hasta me asusta.

El secreto de usar la indiferencia es saber cuando se esta aplicando demasiada y cuando muy poca; y recuerden que no sirve con gente de la que no te has ganado su confianza, incluso en otras ocasiones se tiene que entrar más en la relación para que realmente la indiferencia tenga su efecto.

Volviendo un poco al tema de la entrada anterior, la mejor forma de demostrarle a una persona que has dejado de quererla es siendo indiferente a su presencia. Pasa un día sin contestar mensajes o llamadas a una persona y veras como se ponen las cosas. Las personas solemos ser muy fatalistas cuando sentimos que estamos perdiendo a alguien, y más si pasa todo un día sin contestar y sabes que no lo hace porque no quiere. 

¿Nunca les he platicado de como pasan las cosas en mi vida?

Cuando yo estoy en una relación suelo ser muy intenso, y no se porque muchas veces me pongo a pensar demasiado en las cosas; tengo la teoría de que las cosas que las cosas que se dicen o se hacen no son simplemente porque sí, siempre tienen algo oculto; por lo que siempre trato de analizar las cosas. Esto me ayuda a formarme una imagen, a veces correcta y a veces errónea, de lo que esta sucediendo a mí alrededor.

La mayoría de las veces realmente se lo que esta pasando, sé que me están lastimando, o se los planes que tiene la otra persona para conmigo, pero aun así no me importa y dejo que las cosas sigan su rumbo, por el simple hecho de que estoy bien, aunque sé que probablemente las cosas terminen mal, tanto de mi parte o la de ella, sigo con las cosas como son.

Esperen, ¿que estoy haciendo? Empecé a hablar de la indiferencia, luego seguí con lo que me pasa en las relaciones, ¿qué estoy intentando?

No se, simplemente las cosas han pasado demasiado rápido. Aunque debo de admitir que las cosas que me han pasado últimamente son meramente mi culpa, yo me las he buscado y yo he dejado que pasaran, pero bueno no entraremos en detalles, sé que hace muchos años solía entrar en detalles pero las cosas cambian con el tiempo.

Bueno simplemente, hay veces que uno se siente como que en un inter extraño de su vida, esperando a que algo bueno suceda pero conforme pasa el tiempo te das cuenta de que si quieres que algo bueno pase tienes que hacerlo tu mismo, ¡por favor! las cosas no van a llegar solas de repente, tienes que salir, buscar, conocer personas.

Simplemente quiero que pase algo interesante, que mañana conozca a la chava que se pueda convertir en mi novia. O que conozca un lugar mágico que jamás había imaginado y pase horas en él descubriendo una inspiración que nunca había conocido. Pero supongo que esas cosas nunca existieron, ¡malditas películas!

Sé que mis entradas suelen ser más concisas, de hecho no creo que de muchas ganas de leer este tipo de entradas, pero de vez en cuando tengo que hacer estas cosas para recordar que este blog es meramente una terapia, algo que empecé para desestresarme y en el que descubrí un gran escape de las cosas que me agobiaban, que bueno no puede ser mucho la verdad, no me quejo.

Todas estas cosas de las relaciones son tan complicadas, a veces hasta siento envidia de las personas que están con alguien. ¿Cómo lo hacen parecer tan fácil? ¿Por qué ellos consiguen a alguien? Digo no es que no haya tenido novia, si he tenido; sólo que estos últimos años las cosas no han salido como mi yo romántico hubiera querido. Cuando sé que dos personas están empezando una relación me imagino muchas cosas, ese es uno de los momentos más bonitos de estar con una persona, porque es el momento en el que crees que realmente estas enamorado; en el que esa persona se convirtió en alguien tan especial para ti que eres capaz de darle tu tiempo, tu libertad, un espacio en tu vida para que lo llene, sabiendo que en cualquier momento se puede ir y tal vez lastimarte.

Es curioso, pero se siente bonito, o por lo menos algo así recuerdo, como que el momento en el que la otra persona va adquiriendo importancia en tu vida, las primeras sonrisas cuando vez a la otra persona, o te llama, o te manda un mensaje; esas cosas son lindas, son las que hacen que valga la pena estar con otra persona.

Ese tiempo en el que empiezan a salir solos, en el que ir al cine ya significa algo más, ir juntos a alguna fiesta. No se, todas esas cosas.

Después viene el momento en el que se confiesan que se gustan, a veces con palabras, a veces sin ellas. Yo en mi opinión personal prefiero la segunda, la mejor forma de decirle a alguien que te gusta es demostrárselo no solo decirlo.

Y ya el resto es historia, si las cosas salen bien esa persona se puede convertir en aquella que te haga feliz, tal vez por tres meses, un año, dos años, o quien sabe cuanto tiempo. Incluso puede que tengas la mínima posibilidad de que sea el amor de tu vida; pero no nos vayamos tan lejos todavía.

Bueno cosas cursis ¿no? Todos tenemos algún momento cursi, yo toda mi vida lo he sido, aunque últimamente lo he perdido un poco, lógicamente no va a desaparecer por completo, todavía sigue apareciendo una parte cursi de mi de vez en cuando.

Supongo que esta entrada perdió su sentido pero aun así la publicare. Puntos importantes para pensar:
  • La indiferencia puede hacer enloquecer a las personas
  • El inicio de una relación siempre es bonito, si no lo es entonces no puedes llamarle relación
  • El exceso de cursilería puede matar cualquier cosa
  • Sigue habiendo muchas cosas de que quejarse
Muchas gracias por leerme, en verano de este 2012 el blog cumple sus 5 años que nunca hubieran existido de no haber sido por todos los lectores que se han pasado por aquí, algunos de paso otros que incluso tienen el descaro de volver en algún momento. Gracias.

Nos leemos próximamente con algún tema interesante, o probablemente algún cuento, dejen los termino.

Saludos y hasta luego.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios te pone a las personas indicadas en el
Momento ideal...tu fuiste una

Lee dijo...

Excelente!
Siendo muy estricta solo cambiaría algunas cosas como....
"a lo mejor en el momento en el que estuvieras listo para estar con esa persona.." por un "quizás" (suena mas propio).
"...En algún momento te va a pasar a ti.." por un "...Te va a suceder.." para evitar un poco la redundancia.
y detalles sin importancia..
en general concuerdo con tu punto :)

Luis Fernando Mata Licón dijo...

Yo se, eso siempre lo tengo en mente y se que las cosas pasan por algo.

Lee gracias por la correcion, a veces me emocionó escribiendo y se me pasan esos pequeños detalles, tratare de evitarlos.

Saludos y gracias por seguir el blog.

Anónimo dijo...

Excelente wisi, veras que al rato llegara esa persona indicada, solo ten paciencia y disfruta el momento.

Anónimo dijo...

Me siento identificada....

don vito andolina dijo...

Hola, precisas, concisas letras desnudan placidamente la pura y germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en eel mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias,pasa buen día, besos numantinos...

Anónimo dijo...

El hubiera es quizá el peor defecto del pensamiento humano Wisi. Piénsalo.