martes, 4 de diciembre de 2012

Rayo de luz


NOTA: Para mejorar la experiencia darle play al video de youtube al fondo. Música de David Ummmo de la aplicación OmmWriter

Miró el horizonte; sólo era eso, una línea recta, como todas las demás, en realidad no tenía mucha diferencia a lo que había visto durante toda su vida.

-¿Esto es?-dijo sin despegar la mirada del mar que se extendía en línea recta.

-¿Qué esperabas?

-No se, algo más especial; sentirme en el fin del mundo.

-Estas en el fin del mundo.

-¿Estoy?

-Claro, ¿por que crees que tardaste tanto en llegar?

-Significa que estoy…

-¿Muerto? ¿Te da miedo decirlo?

-No, sólo sorpresa.

-Nunca he entendido porque siempre se sorprenden, es algo que todos saben que iba a llegar.

-¿Se sorprenden? ¿Quieres decir que hay más?

-¡Claro que hay más! No te creas único; pero debo de aceptar que te lo has tomado muy bien, hay personas que no se hacen a la idea.

-Supongo que es porque siempre lo ves como algo lejano, algo que nunca va a suceder.

-Lo sé, pero hay algunos que lo aceptan, y que incluso sonríen.

-Yo no llegue a eso.

-Y muy pocos lo hacen. Un día llego un anciano,  no el más viejo que he visto pero sus ojos brillaban de una manera muy diferente a los demás.

-¿Cómo?

-Era un brillo de paz, como si ya todo estuviera hecho, como si supiera que hizo todo lo posible para terminar su vida de una manera correcta, como si ya nada pudiera asustarlo porque había logrado lo que más quería. Muchas personas dejan algo pendiente, piden otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero no entienden que esto no es de oportunidades, no es un juego de video donde puedes repetir las cosas si te salen mal. Si estas aquí es que ya no hay marcha atrás.

-Yo, deje algunas cosas pendientes.

-A veces son cosas muy importantes, como decirle la verdad a alguien, dar un mensaje, terminar un proyecto. Otras veces son cosas sin sentido, como sacar a pasear al perro, darle de comer a los peces, terminar de leer un libro. Te pueden sorprender las cosas en las que algunos piensan cuando llegan a este momento.

-Es un momento de reflexión. ¿Quién escogió este paisaje?

-No lo se, alguien, supongo.

-Se parece a algo que yo he visto.

-Claro, es un lugar genérico, costa, playa, mar. Es un lugar fácil de ver en sueños, en pinturas, en cualquier parte. La gente relaciona la costa con la paz, creo que algo habrá tenido que ver en la elección del lugar.

-Sí, en realidad te ayuda a pensar. ¿Y la música de fondo?

-Esa es nueva, a mi parecer esta de más, pero ayuda a que las cosas sean más melancólicas.

-Es tranquilizante.

-Bueno, como te he dicho, hay gente que no se toma muy bien esto. En algunos otros sitios dicen que duran mucho tiempo en aceptarlo.

-¿Otros sitios? ¿Quieres decir que hay más?

-Por supuesto, ¿crees que con esta simple playa daríamos abasto a todos?

-Tienes razón. ¿Son igual a aquí?

-No lo se, no he visitado ninguno de ellos.

-Entonces ¿cómo sabes que hay más?

-Simplemente lo sé. Las reglas de donde vienes no son las mismas que este lugar.

-Había escuchado algo parecido en algún libro o clase de filosofía.

-No es filosofía, simplemente es sentido común.

-¿Hay algo después?

-¿Después de que?

-De esto, de la muerte, de este lugar.

-No soy el indicado para responder esa pregunta.

-¿Y quién lo es?

-Ya veras.

-¿Dios?

-No

-¿Existe?

-¿Quién?

-Dios.

-¿Por qué siempre hacen esa pregunta? Si existe o no ustedes lo descubrirán, no tienen porque pensar esas cosas antes de seguir su camino. En el momento justo tendrán la respuesta a su pregunta. Ustedes deben de aprender a tener sus vidas de una manera que la disfruten pero que nunca deje de ser pacifica tratando de convivir con la sociedad. Si existe o no un dios ya lo sabrán después.

-Creo que tienes razón.

-No siempre la tengo.

-¿Qué quieres decir?

-La gente cree que cuando lleguen a este punto obtendrán todas las respuestas, y piensan que yo se las daré. Pero esto es nada más un estado transitorio, todo lo es. Los sueños, los recuerdos, la vida. Todo esta en constante cambio, las cosas nunca se mantienen de la misma manera, y esto es lo mismo; cambia, ahora es algo pero después puede ser otra cosa.

-Entiendo. ¿Quién eres? ¿Eres un ángel?

-Tal vez. No me gustan los nombres, ni las etiquetas, me han llamado de tantas maneras, pero es lo de menos quien o que sea. Lo importante es que estas aquí.

-Cierto.

-Espero que tengas un buen viaje.

-¿Viaje? ¿A donde? ¿Hola? ¿A donde fuiste?

El horizonte azul lentamente obscureció, la arena desapareció debajo de sus pies, y por un momento quedo suspendido en la obscuridad sin poder moverse. Y entonces vio el rayo de luz.



3 comentarios:

Sarah Kwon dijo...

Que viene siendo esto? Un cuento?

paumontero dijo...

Me encantoo!!

Luis Fernando Mata Licón dijo...

Así es Sarah, podrías decir que es algo como un cuento, la verdad es algo que me inspiro a escribir la música que aquí mismo pongo.

Pau muchas gracias, que bueno que te gustó (: